Viernes cinéfilo: Guardianes de la Galaxia, Vol. 2.

¡Buenos días, cinéfilos! Es viernes una semana más y por fin he podido recuperarme del parón de esta última quincena -todo actos literarios sin parar, es lo que tiene esta época-. Peeeeero… de vez en cuando he aprovechado a escaparme al cine como buena fan, especialmente del cine de Marvel.

OJO SPOILERS (sobre todo si no habéis visto la primera parte :P)

450_1000

En la segunda entrega de esta franquicia de Marvel -otra de tantísimas, pero con sello propio-, volvemos a encontrarnos a Starlord y compañía, los apodados “Guardianes de la Galaxia”, trabajando como… ¿guardaespaldas? Al mejor postor. Protege esto, consigue esto otro… Aunque claro, siempre hay algún miembro que la lía y mete a todos en un follón de cuidado (en este caso, Rocket).  Pero la salvación puede llegar de la mano de quien nadie espera. Alguien a quien Starlord lleva buscando toda su vida…

Si habéis visto la primera película, en esta acertaréis. En resumen: música de los ochenta -Starlord inseparable de su Walkman-, risas para todos los gustos y mucha ciencia ficción. Se puede decir que, dentro del universo Marvel y quitando a Deadpool -que ese es único en su especie- esta trama es de las que se sale completamente de la magia y el poderío de los superhéroes. Este equipo tan diverso se compone más de antihéroes que se juegan el pellejo día a día en sus misiones para sobrevivir, y ninguno tiene una mansión estupenda y maravillosa a la que volver todas las noches a dormir calentito. O al menos, eso parece hasta que aparece Ego… ¿Que quién es ego, ese señor con barba y cara de Kurt Russell? OH, SORPRESA. Papá. Cuánto te he echado de menos. ¿Por qué abandonaste a mi madre, maldito? (Esto no es un spoiler, el menda sale en el primer minuto de la película). Ego tiene un planeta entero a su disposición y todo parece maravilloso. Pero claro, no es oro todo lo que reluce, ¿verdad? Hasta ahí puedo leer y creedme, se adivina el tufo a estafa en cuanto aparece el susodicho. Hacedme caso.

Ambientación: ciencia ficción con música ochentera, para los que hayan vivido esa época o leído los cómics, la experiencia será mucho más gratificante y divertida.

En cuanto a las relaciones y los pasados de los personajes, empezamos a conocer algo más sobre Drax y la rivalidad entre Gamora y Nébula, por qué surgió y cómo se convirtió esta última en la criatura vengativa que veíamos en la primera parte. Así, aparece también el personaje de Mantis, una mujer con cara de bichito adorable que es capaz de adivinar y manipular los sentimientos de los que la rodean con solo tocarlos. Ah, y por supuesto, BABY GROOT es el mejor haciendo de las suyas hasta con trajecito espacial.

Como secundarios interesantes, Jondu, que sigue ahí al pie del cañón, y el cameo de Sylvester Stalone como líder de los saqueadores. El cameo de los títulos de crédito… Os lo reservo 😛 (Y no, no es solo el de Stan Lee que ese sale siempre).

Por último, remarcar que probablemente debido a un final algo triste y melancólico, los de Marvel nos animan no con una… sino con CINCO ESCENAS POST-CRÉDITOS. No os voy a desvelar nada de las mismas -ya hay un artículo rondando por ahí que las spoilea a gusto y no es mío xD- pero sí debo deciros que, por favor, ¡HAY QUE QUEDARSE ESTA VEZ HASTA EL FINAL!

Como valoración, pondría un 3,75 sobre 5 (es posible que peque como todas las segundas partes de la falta de originalidad de la primera, pero los fans se lo pasarán en grande) y nos vemos en la próxima 😀 ¡Yo soy Groot!

 

Anuncios

Un comentario en “Viernes cinéfilo: Guardianes de la Galaxia, Vol. 2.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s