Carlos, Rey Emperador: la montaña rusa de la Historia española.

Carlos, Rey Emperador: la montaña rusa de la Historia española.

¡Buenos días, brujis, una semana más! Ya se va acabando el verano, pero por aquí no se para 😀

Hoy os traigo la reseña de una serie cortita, de una temporada, pero con gran relevancia. Hablamos… de “Carlos, Rey Emperador”.

Carlos, Rey Emperador (RTVE)

ADVERTENCIA: esta reseña es sobre la serie, no sobre la realidad histórica. Se mencionan algunos hechos destacados que salen en la serie pero no todos. Igualmente se enlaza más abajo el artículo de Wikipedia sobre Carlos I.

En sus diecisiete capítulos, esta serie nos cuenta la vida de Carlos I de España y V de Alemania, hijo de Juana la Loca y Felipe el Hermoso y nieto de los Reyes Católicos, desde su llegada a España siendo apenas un adolescente hasta su final en el monasterio de Yuste. Inicialmente, Carlos fue repudiado por la sociedad castellana, ya que ni siquiera hablaba el idioma propio de estas tierras. Igualmente, el hecho de que a su llegada, tomase como amante a su abuelastra, Doña Germana, no ayudaba a mejorar su reputación entre los que lo veían como un simple extranjero, usurpador del trono que por derecho le correspondía a su enajenada madre, enclaustrada en el monasterio de Tordesillas.

Sin embargo, el buen –o no tanto– consejo de algunos de sus más allegados, además de sus victorias militares, la derrota de los comuneros, la bula del papa León X y su boda con Isabel de Portugal, consiguen su posición se afiance cada vez más. Con su esposa, fallecida pocos años después, tendría al heredero, aquel que se convertiría en Felipe II.

Siendo una serie más rápida en eventos que su predecesora, “Isabel”, que narraba la vida de su abuela materna, en Carlos también contemplamos y escuchamos hablar de batallas y hechos históricos que a todos, o casi todos, nos sonarán de las clases de Historia del colegio: Mühlberg, donde Tiziano retrató a Carlos victorioso sobre su caballo; San Quintín, los desencuentros con Enrique VIII y la eterna, como no, enemistad con Francia –que parece que llega hasta el día de hoy en algunos casos-. El problema que supuso el alzamiento de los protestantes, el maltrato a los indios en las encomiendas del Nuevo Mundo y la acción de Bartolomé de las Casas…

Emperor_charles_v.png

Carlos I de España y V de Alemania (Wikipedia)

Algunas otras cosas, confieso, he investigado sobre ellas a medida que iba viendo la serie. Como, por ejemplo, qué fue del Imperio de los Austrias, que pasó a manos del hermano de Carlos y heredado por Maximiliano, hasta dar lugar al Imperio Austrohúngaro mucho después.

Me ha gustado, como en el caso de “Isabel”, la presentación de personajes, escenarios y situaciones, aunque sigo manteniendo que el tiempo corría demasiado deprisa para mi gusto. Me hubiese gustado que se alargase en alguna temporada más y permitiesen ver más detalles y más escenas, como en su predecesora. La interpretación de Álvaro Cervantes, actor protagonista, confieso que me ha convencido a ratos, especialmente cuando iba representando a un Carlos más mayor –de joven hacía algunos gestos que parecían de barrio del siglo XXI– y el actor que hace de Felipe, aunque al principio pensaba que no me iba a convencer, lo hizo también. Me gusta por supuesto la aparición de Víctor Clavijo encarnando a Francisco de Borja –me gusta cada vez más ese actor–, Félix Gómez como el duque de Alba, Alfonso Bassave como Francisco I de Francia –ese hombre es otro genio, tengo que decirlo– pero especialmente, la de Ángela Cremonte como María Tudor… Me-he-chi-zó. En general, todos los actores de la serie me han parecido grandes en sus papeles, fuesen principales o secundarios, además de que estaban muy bien caracterizados, acordes incluso a algunos retratos de la época -Carlos, por ejemplo- e incluso la ropa estaba cuidada al detalle en los diferentes países según la moda de la época (Francia, España, Países Bajos o Inglaterra).

Así que, resumiendo, hay que decir que da gusto ver una serie española bien hecha, algo que por suerte parece abundar en estos tiempos, y espero sinceramente que la producción patria siga por este camino porque vamos hacia el nivel de los mejores y camino de superarlos 😉 Le doy un 3.75 sobre 5 y… ¡nos vemos en la próxima! 😀

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s