Series que se quedan en el camino: Águila Roja

¡Buenos días, brujines! Un viernes más, os traigo sección televisiva/cinéfila y en este caso quiero hacerlo con una serie española que, como reza el título y al igual que Once Upon A Time, dejé de ver este año.

Sin embargo, como ha tenido muchas temporadas y en este caso la he estado viendo al día según la emitían en Televisión Española, año a año y temporada a temporada, he preferido estructurar la entrada de manera diferente a otras. Punto por punto. Ah, y sí: ¡HAY SPOILERS! 😉

bigtmp_19serie

Águila Roja (RTVE.es)

  • ¿Por qué empecé a verla?

Lo cierto es que esta serie empecé a verla desde que anunciaron que iban a emitir el primer capítulo, ya que me encantan las series ambientadas en otras épocas y en ese caso tenía el aliciente de que se trataba de un héroe patrio, aunque supusiera ser algo anacrónico para la época. Porque, por una parte ¿quién se imagina circulando por las calles del Madrid del siglo XVII, con el país decayendo lentamente por la falta de oro de las Indias y las constantes guerras con otras naciones de Europa, a una criatura enmascarada a lo Robin Hood pero con katana en vez de arco en las manos? Y por otra parte, ¿quién no piensa que igual nos hubiese ido mejor de existir en aquella época? (chiste malo).

aguilarojaport

Lo cierto es que, probablemente, hubiese terminado ajusticiado por ir en contra de la monarquía, pero eso nunca lo sabremos. Puesto que, en el caso de las series, sí suelen ganar los buenos.

  • Mis primeras impresiones.¡guila Roja, David Janer

Lo primero que impacta, claramente, al empezar a ver la serie, es cómo el protagonista, Gonzalo de Montalvo (David Janer) decide recuperar lo aprendido durante sus viajes de juventud por Asia para convertirse en un héroe vengador

de las injusticias que se cometen día a día contra el pueblo. Hernán (Francis Lorenzo), el comisario de la Villa, ejecuta casi por error a su esposa, Cristina (Bárbara Lennie), lo que provoca que Gonzalo desarrolle un odio feroz hacia todo lo que represente la justicia de los Austrias; una justicia que, a su modo de ver, solo favorece a los ricos y poderosos.

Por otro lado, choca mucho el anacronismo que comentábamos. Ya no solo por el hecho de que el protagonista, un aparente y humilde maestro de escuela, es un magnífico espadachín samurái que ha dedicado su juventud antes de casarse y tener a su hijo, Alonso (Guillermo Campra), a viajar por China y Japón con un maestro que le ha transmitido toda su sabiduría; sino por el tipo de expresiones que usan entre los personajes. Salvo a algunos personajes que se les trata de vos, la mayoría de los tratos respetuosos son de usted e incluso Alonso a su padre lo trata de tú, cosa harto infrecuente en la época.

Sin embargo, como punto positivo en esto debería decir que como desde el principio empiezan a introducirte tramas de misterio sobre el pasado de Gonzalo, consigue más o menos engancharte a lo que van contando.

Ah, bueno: y los capítulos duran cerca de hora y media, lo que a veces se hace tedioso porque te da la impresión de que realmente no pasa nada salvo al principio y al final y lo demás es, únicamente, un lío cortesano de mucho cuidado.

  • Las torturas: al inicio en exceso y al final muy suavizadas.

Algo que me gustaría destacar. Ya sabéis algunos de mis lectores, conocidos y amigos que para algunas escenas de sangre y torturas suelo ser poco receptiva, de hecho me suelen desagradar bastante. Y si bien es cierto que la serie está ambientada en el siglo XVII, cuando todavía la Inquisición Española campaba a sus anchas, las escenas de tortura que al principio eran bastante más escabrosas y frecuentes, fueron rebajando presencia e intensidad a medida que avanzaban las temporadas. Cosa que agradecí bastante pero que también es cierto que, en determinados momentos, hacía que la serie perdiese casi fuelle. No sé, tengo sentimientos contradictorios respecto a este tema (AVISO: las imágenes más abajo pueden herir sensibilidades)

  • La trama de los padres de Gonzalo y la búsqueda del Santo Grial.

Personalmente, considero que es2_gallery_a una trama de fondo que llevaron bastante bien desde la primera temporada hasta el momento en que la madre de Gonzalo y Hernán murió a manos de este último, ya que no sabía a quién estaba disparando realmente sino que pensaba que solo era una mendiga que había robado el Santo Grial, principal interés del malvado cardenal Mendoza (J. Ángel Egido). Pero a partir de ahí, aunque Hernán admite saber que Gonzalo es su hermano y quiere protegerlo todo lo posible, terminaba por no verse una evolución clara hacia la resolución del asunto. Espero que en la próxima temporada, la novena y que se augura la última, resuelvan por fin todo porque si no van a dejar a los fans muy decepcionados.

Igualmente, me sorprendió mucho el momento en que casaron y acostaron a Hernán y a Irene (Elisa Mouliáa), haciendo un “Targaryen” en toda regla (quien haya leído “Canción de Hielo y Fuego” o visto “Juego de Tronos”, sabrán a qué me refiero). Aunque en este caso ninguno conocía su relación de parentesco, el espectador sí, y me pareció una apuesta realmente arriesgada que de momento parece no haberles pasado factura. Veremos cuando se descubra todo.1328004229_121455_1328004276_noticia_normal

 

  • ¿Cómo es posible que ni el hijo ni la cuñada se den cuenta de que falta el padre en casa por la noche? ¿Y si al niño pequeño le pasa algo o le da por ir a buscar a su padre a la cama?

Este probablemente será un punto, para aquellos que les gusten las tramas realistas, que echarían en falta o dirían cómo es posible. Pero probablemente estos espectadores tambiénse echarían las manos a la cabeza por todos los anacronismos de la serie, así que probablemente será un punto negativo relativo. Sorprende, pero si eres capaz de soslayar esos detalles, no hay problema.

2014022421005737497

  • Las relaciones amorosas entre personajes: Irene, Nuño, Hernán, Lucrecia, Gonzalo.

La guinda del pastel y lo que ha conseguido definitivamente que deje de ver la serie tras ocho temporadas. ¿Es que todo lo tenemos que convertir en un culebrón? Al inicio, cuando Cristina muere, al poco tiempo llega su hermana, Margarita (Inma Cuesta), y termina viviendo con Gonzalo por una serie de circunstancias. Desde el principio dejan claro que tuvieron un amor en el pasado, cuando eran casi niños, antes de que Margarita se casase con otro hombre y Gonzalo desposase a Margarita.

aguila-roja-aguila-roja-aguila-roja-capitulo

Para complicarlo, también te indican que Lucrecia (Myriam Gallego) era compañera de juegos de ambos cuando eran niños, revelando así que la condición de la actual marquesa de Santillana nunca fue noble, sino que adquirió ese estatus al casarse con el ahora difunto marqués. Sin embargo, a partir de la séptima u octava temporada te revelan también que Lucrecia siente algo especial por Gonzalo.

¿Lo enredamos más? De acuerdo. Resulta que al principio de la serie, Lucrecia tiene como amante a Hernán, comisario de la Villa que además resulta ser el hermano mayor de Gonzalo, aunque los separaron cuando eran ambos muy jóvenes y solo aquel se acuerda de su hermano menor. ¿Qué sucede? Que cuando Lucrecia empieza a perseguir a Gonzalo, a Hernán, que está “ahora sí, ahora no, ahora te quiero, ahora te odio” todo el día con la marquesa, pues no le sienta muy bien que digamos.

4021_9

Y ya para rizar el rizo tenemos a Irene, la inocente sobrina del cardenal Mendoza. ¿Carnal? No, adoptada… ¡Porque resulta ser la tercera hermana de Gonzalo y Hernán! Pero claro, eso lo sabe el espectador y el malvado tío. Ni siquiera el propio rey Felipe IV (Xavier Elorriaga) sabe a ciencia cierta que sus tres hijos con Laura de Montignac (Julia Gutiérrez Caba), anterior consorte antes que Mariana de Austria (Eliana Sánchez) en la trama de la serie, están vivos. Solo cuando de vez en cuando aparecen frente a él y se presentan, sabe que son ellos y de vez en cuando procura salvarles la vida, aunque en ocasiones sus deberes como rey se lo impiden. Pero volviendo a Irene, ¿con quién se casa? ¡CORRECTO! ¡Con Hernán! (como comentábamos más arriba)

Ya para cerrar este epígrafe cabe mencionar al último en discordia: Nuño (Patrick Criado), hijo de Lucrecia y heredero del marquesado de Santillana. Que mientras es nene se dedica a martirizar a Alonso en la escuela (sí, termina yendo a veces a la escuela de Gonzalo para aprender a ser más humilde, aunque es algo difícil de enseñarle) de adolescente se fija en quien no se tiene que fijar. Lo habéis adivinado: Irene. Y dada la buena relación que tiene con Hernán, ya que es su mentor en muchos aspectos por mediación de su madre, eso creará un conflicto entre ambos.

2805799

El motivo entonces de que yo dejase de ver la serie fue que, tras siete temporadas u ocho dando guerra con que si Margarita y Gonzalo se juntaban o no, porque estaban muy enamorados, y ahora te pido que te cases conmigo, ahora Margarita se mete a monja, ahora la muchacha quiere casarse con un noble (al que luego echaron de la serie tras meterle en un lío bastante gordo)… Pues resulta que el mismo día de la boda va la víbora de Lucrecia y le cuenta a Margarita que Gonzalo se acostó con ella la misma noche que Margarita se negó por primera vez a casarse con él. Y dije… “Telenovelas no, gracias. He aguantado mucho tiempo viendo la serie esperando que esto se solventase ¿y ahora me lo volvéis a cambiar? Hasta luego”.

  • Satur, Alonso y Cipri.

Los secundarios de picaresca y serie española, todo en uno.

Satur (Javier Gutiérrez) es el criado de Gonzalo, antes pícaro y ladrón que consigue ser rescatado por el buen maestro antes de meterse en más y peores líos. Para mí, es el personaje que realmente le daba la sal que le faltaba a la trama y al protagonista, que en su rectitud constante y monotemática a veces cansaba un poco, así como a una sociedad tan encorsetada y peligrosa como era la del siglo XVII. Es ese personaje al que sabes que van a pasarle mil cosas, pero esperas que siempre salga adelante y siga ahí en la serie, capítulo tras capítulo, porque si se fuese sería como si se perdiese la mitad de la gracia en la historia.

2805800

Alonso, como comentábamos, es el hijo de Gonzalo, que repite el estereotipo de muchachito que se mete en líos presente en otras series españoles (véase a Carlos Alcántara en “Cuéntame cómo pasó”). Además, generalmente, sin pensar siquiera en lo que realmente está haciendo. Sin embargo, es interesante verle crecer y cómo su enemistad con Nuño va madurando en otros ámbitos más allá de la simple rivalidad entre niños.

Y Cipri (Santiago Molero) es el tabernero, después criado de Gonzalo. Abandonado por su mujer, arruinado y de vez en cuando torturado cruelmente, se enamora de Catalina (Pepa Aniorte), viuda sin saberlo de su marido, que le corresponde hasta su muerte en la octava temporada a causa de una bala perdida. Cabe destacar que la mujer ya estaba encinta también. Es un sufridor, sin más definición. Procura no meterse en líos pero al final su sentido del honor, la lealtad y la amistad le hace irse de cabeza contra ellos.

1231341175178

  • La película

La película de Águila Roja fue un interludio no recuerdo muy bien entre qué temporadas, pero que tenías que verla para entender lo que pasaba porque tenía continuidad. La vi en el cine y debo decir que no tenía nada de diferente respecto a la serie. Eso sí, quizá si la hubiesen hecho hacia las últimas temporadas ya no la hubiese visto (fue de las primeras, por suerte) porque llega un momento que algunas tramas se hacían tediosas y no iban a ningún lado.

Aguila_Roja_La_Pelicula-Cartel2

Águila Roja, la película (Sensacine)

En resumen, la serie no está tan mal como quieren pintarla algunos, pero tiene defectos que pueden hacer que dejes de verla y te canses: anacronismo, lenguaje, lentitud o longitud de algunos capítulos… Pero yo confieso que he disfrutado bastante especialmente con las cuatro o cinco primeras temporadas; a partir de la sexta creo que la serie cumple lo que se suele decir de otras, que decae bastante, y aunque tenga pocos capítulos por temporada, lo comentado: hora y media es el doble de duración estándar de un capítulo de cualquier serie actual, y se nota. Es como ver casi una película.

Así pues, dicho todo esto, creo que mi valoración sería un 3.5/5 y nos vemos en la próxima 😀 ¡Espero vuestros comentarios!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s