Reseña nº 31 – El regreso del Catón (Catón #2), Matilde Asensi.

¡Hola, hola, una semana más, brujines! Perdón por el retraso de nuevo: mis numerosas obligaciones en mi día a día me impiden disfrutar del placer de leer más de lo que me gustaría. Pero, después de por fin haber podido empezar esta novela que hoy reseño, la cual me regalaron por Navidad cuando acababa de salir, confieso que la espera ha merecido bastante la pena.

Tras “El Último Catón”, novela de aventuras en la que Matilde Asensi nos presentaba a tres protagonistas –Ottavia, Farag y Kaspar- embarcados en la aventura de encontrar los fragmentos robados de la Vera Cruz, lo cual les conducirá a un descubrimiento que jamás hubiesen imaginado, la autora española vuelve quince años después con la continuación de sus aventuras

(OJO SPOILERS)

9788408145820

El regreso del Catón (Matilde Asensi)

En este caso, Ottavia y Farag viven una cómoda vida de profesores felizmente casados en Toronto, Canada, mientras tratan de meter en cintura a la sobrina de Ottavia, Isabella: una muchacha terremoto y apasionada de los ordenadores que les dará más de uno y dos quebraderos de cabeza. Sin embargo, su tranquilidad se ve súbitamente truncada el día que el matrimonio Simonson, uno de los más poderosos del mundo a nivel económico y financiero, aparecen en su casa para proponerles una nueva aventura. Un periplo en el que, por otra parte, se pondrá a prueba uno de los pilares más fuertes de la vida de Ottavia Salina: su fe en Dios.

De entrada, debo decir que aunque tenía muchas ganas de retomar las aventuras de Ottavia y compañía –“El último Catón” lo considero ahora mismo como parte de mi biblioteca de culto dada la mayúscula sorpresa que supuso para mí leerlo hace unos años-, también es cierto que me escamaron dos cosas: primero, que después de haber publicado otras novelas, Matilde Asensi decidiese retomar esta trama quince años después. Y segundo, el hecho de que, con el buen sabor de boca que me dejó el primer libro, el segundo podía cumplir eso que dicen de “segundas partes nunca fueron buenas”. Y digamos que en ese sentido la novela ha sido como una montaña rusa.

Al principio, cuando volví a leer los nombres de mis queridos protagonistas, no pude evitar una sensación de nostalgia y emoción. Cuando se inició todo el proceso de comenzar una nueva aventura, igualmente estaba nerviosísima porque la idea pintaba bastante bien. Quizá algo polémica a lo Dan Brown, pero probablemente bastante mejor escrita. Sin embargo, a medida que avanzaba la novela, a pesar de que la investigación era interesante y tenía su intriga, no tenía sobre mí el poder que tuvo la primera novela, que te tenía atornillado a las páginas casi de principio a fin. El mecanismo es muy similar al de “El último Catón” con la salvedad de que, en este caso, los exploradores cuentan con los medios de los “todopoderosos Simonson”. Y si bien es verdad que cuando llegan de verdad las pruebas para encontrar el tesoro, aunque las pasan canutas de verdad, en muchos casos les salva tener buenos patrocinadores.

Y hablando de las pruebas, debo confesar que en esta novela me habitué tan cómodamente al ritmo pausado que, cuando realmente llegó el momento cumbre, más allá de la mitad de la novela, yo pensaba que no iba a cambiar de intensidad tan de golpe. De repente fue un click mental que dije: “ostras, ya están en las pruebas”. Pero lo cierto es que, al igual que en el primero, quizá hubiese esperado un desarrollo de las mismas más prolongado a lo largo de la novela. Aun así, debo reconocer que el tema de las Bienaventuranzas y la discusión comparativa sobre Biblia cristiana o Torá (Biblia judía) me pareció muy interesante, y por supuesto las pruebas volvieron a ser tan originales casi como las del círculo de Dante.

Ottavia y Farag no tienen crisis sentimental, lo cual agradezco –la gente suele hacerlo en segundas novelas o películas y a mí de verdad que me pone enferma que no sepan dejar a las parejas que se quieren tranquilas- pero me chirría lo de Kaspar y Abby. Al principio te dejan claro que Kaspar renuncia a ser Catón porque muere su mujer al dar a luz a su hijo Linus, pero me parece que encapricharse así de Abby, por las buenas… me resultó un poco forzado. Y en cuanto a Gilad y Sabira, en ese instante me acordé de una querida amiga escritora a la que no voy a mencionar pero que le gusta hacer esa clase de cosas en sus novelas: es decir, matar personajes cuando todo parece que va bien. La muerte de Sabira, si bien no ha sido la más dolorosa para mí en cuanto a un personaje, me parecía en este caso que no era la más indicada. Puesto que ese entendimiento incipiente entre judaísmo e islam a nivel de relación amorosa podía haberse completado sin necesidad de tragedia. Además, sacrificarla justo en la última prueba y que fuese la única del grupo después de todas las penurias que pasan, me pareció un poquito cruel también.

Por lo demás, a ver qué me comentáis los que también lo hayáis leído y considero que, aunque flojea un poco la trama respecto a su predecesor, a los que nos gusta Matilde Asensi nos gusta seguro.

Le doy un 3/5 y nos vemos en la próxima, lectores 😀

Anuncios

Un comentario en “Reseña nº 31 – El regreso del Catón (Catón #2), Matilde Asensi.

  1. Charo dijo:

    Leí El último Catón hace muchos años y me encantó como todos los libros que he leído de Matilde Asensi , pero ya no me acuerdo ni de los personajes ni de la historia en sí. Lo malo de tardar tanto en escribir la segunda parte de un libro es que a las personas frágiles de memoria nos cueste mucho enlazarlas con la primera.
    No sé si llegaré a leerlo…la verdad es que ahora no entra en mis planes.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s