Reseña nº 28 – Antología “Alucinadas 2014”: ciencia ficción escrita por mujeres.

¡Buenas un miércoles más, lectores!

Hoy quiero presentaros una antología de relatos a cuya convocatoria abierta, lo reconozco, me presenté en su día, hará cosa de dos años. Para participar, se pedía redactar un relato de entre 6000 y 8000 palabras, de temática Ci-Fi y con un único requisito aparte: ser una mujer la que lo hubiese escrito. La idea era comprobar cómo estaba la producción de ciencia ficción literaria en nuestro idioma, ya fuese en España, en Latinoamérica o en cualquier lugar del mundo.

Y aquí llega la pregunta del millón: ¿estuve entre las seleccionadas? No, lo reconozco. El recopilatorio final se compuso de doce relatos cortos de autoras procedentes de España y Latinoamérica, algunas más conocidas que otras en el panorama Ci-Fi de nuestras letras:

  • La Terpsícore, Teresa P. Mira de Echevarría.
  • La plaga, Felicidad Martínez.
  • La tormenta, Laura Ponce.
  • El método Schiwoll, Yolanda Espiñeira.
  • Casas Rojas, Nieves Delgado.
  • Mares que cambian, Lola Robles.
  • Techt, Sofía Rhei.
  • Bienvenidos a Croatoan, Layla Martínez.
  • Black Isle, Marian Womack.
  • Memoria de equipo, Carme Torras.
  • A la luz de la casta luna electrónica, Angélica Gorodischer.

alucinadas antologia nieves delgado ciencia ficcion portada

Antología Alucinadas 2014 (Fantifica)

Entrando fuerte en materia, debo decir de entrada que ni el primero ni el último me gustaron. El de la Terpsícore me resultó demasiado imaginario, con una base muy poco firme y muy psicodélico. Será que no lo entendí, probablemente, pero no me acabó de convencer. Por ser el primer relato, además, temí que el resto tuvieran el mismo corte pero, por suerte, no fue así.

En “La plaga” me encontré un ambiente a lo “Alien” con un protagonista que, lo reconozco, me recordó a hombres que conozco personalmente con ese tipo de humor y quizá eso consiguió que fuese más cercano; eso sí, el final que no estaba escrito se anticipaba muy negro.

“La Tormenta” me recordó un poco al ambiente de “Las Guerras Clon” de Star Wars, pero me pareció ciertamente tierno, sobre todo el final. También me resultaron tiernos, aunque más duros, “Mares que cambian”, “Techt”, “Memoria de equipo” (el cual además plantea una idea súper original, transmitiéndolo como si fuesen entradas de un blog pero con toda la temática que hay de fondo, que está espectacularmente montada) o “Bienvenidos a Croatoan”. También es cierto que en este último eché en falta saber más y me recordó un poco a esa película de José Coronado en la que viven también en los túneles del metro y una plaga ha asolado la ciudad de Barcelona.

“En el método Schiwoll” me pasó algo similar que con “Bienvenidos a Croatoan”: es un relato perfecto para convertir en una novela además de éxito, a mi modo de ver. La idea es muy, muy original y digo lo mismo que con “Memoria de Equipo”, el montaje es sublime.

“Casas Rojas” es un relato ciertamente duro para la conciencia, pero me gustó mucho el final del mismo. Te mantienen el vilo sobre Noa durante todo el relato para acabar dando el toque de gracia de una manera que hace claramente que la conciencia del lector se remueva en su cómodo sofá. Algo similar sucede con “Black Isle”, donde nos encontramos una Escocia casi colonizada por la bioingeniería y la xenobiología, donde casi todas las especies originales se han extinguido.

En cuanto al último, como comentaba, no me ha convencido como está escrito, aparte de algunas comas y acentos que brillan por su ausencia.

Aparte de todo, hay una cosa importante que no me ha terminado de convencer (aparte de otra que mis allegados ya conocen y no voy a mencionar por no hacer polémica. No merece la pena): el asunto multirracial. Es cierto que hay diversidad de razas entre los protagonistas de las historias, así como entre los secundarios, e incluso diversidad sexual, transexualidad y ambiente LGTB en muchos de ellos. Pero he echado en falta algo más: siendo de ciencia ficción y viajando a otros planetas, ¿dónde están los alienígenas amables? ¿Dónde están las relaciones entre humanos y criaturas de otras especies? Las únicas especies alienígenas como tal que han aparecido eran, o bien mosquitos asesinos, o bien hermafroditas de aspecto humanoide y dos metros de alto. Todos los demás eran humanos o experimentos genéticos a partir de humanos… y lo cierto es que me ha chirriado bastante.

Así pues, creo que a esta antología voy a ponerle un 3/5 como nota final. ¡Nos leemos, brujines! ¡Gracias por estar ahí!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s