Reseña nº9 – Ángeles Rebeldes – Gemma Doyle #2 – (Libba Bray)

¡Buen miércoles, brujines!

Esta época es propicia para leer y, por ello, no vamos a dejar de subir reseñas. Quién sabe dónde se puede esconder vuestra próxima lectura…

En este caso os subo la reseña de la segunda novela de la saga “Gemma Doyle”; de Libba Bray. El primer tomo es “La Orden de la Academia Spence” y confieso que me gustó bastante en su día cuando lo leí, sobre todo porque se adentra en mitología celta y brujería clásica entremezclándolo con la rígida sociedad victoriana británica, inmersa de lleno en la expansión de su imperio.

SPOILER A PARTIR DE AQUÍ.

En este tomo, Gemma y sus amigas continúan con su vida después de que la primera destruyese las runas del Oráculo, liberando la magia por los reinos. Para el bien de los intereses de muchos, es necesario que Gemma entre de nuevo en los reinos, encuentre el Templo, y ate la magia. Pero, ¿en nombre de quién? Mientras tanto, la nueva profesora de arte, McCleethy, resulta ligeramente sospechosa…

Bueno, cosas que me han gustado: la trama, por supuesto, que continúa como en el primer libro. La forma de escribir de Libba Bray – a pesar de ser en primera persona de singular del presente de indicativo que no suele ser santa de mi devoción – y que siga presente esa nube que son los secretos escondidos de cada una de las chicas. Gemma, que carga con el peso de ser la que traerá el orden a los reinos y, mientras tanto, tiene un padre adicto al láudano y un hermano pedante e insoportable. Felicity, que tiene que sufrir en silencio los abusos nocturnos de su padre sobre ella; y Ann, la becada, que no tiene otro futuro que ser la institutriz de sus horribles primas pequeñas. Pero, mientras tanto, les quedan los reinos para ser quienes siempre quisieron ser. Es como esa evasión que a todos nos gusta tener de vez en cuando de las penalidades del mundo real… Pero hechas carne. Sin embargo, la mala malísima, Circe, sigue dando guerra y hay que tratar de detenerla. Como dirían algunos: la lucha entre el bien y el mal – que, dicho sea de paso, existe a pie de calle todos los días de nuestra vida -. En los reinos se encuentran con su difunta amiga Pippa, que no ha cruzado el río pero tampoco se ha corrompido… de momento. Yo estaba esperando que fuese la boca y oídos de Circe, no sé por qué. De McCleethy, por otro lado, confieso que sospeché apenas durante 20 páginas.

Y bueno, Kartik… pobrecito mío las que pasa. Sabía que no sería capaz de cumplir con su “cometido” con los Rakhsana… Por suerte :p

Lo malo: cacé rápido quién era Circe. Confieso que dudaba, y que tenía mis sospechas… Pero en cuanto salieron los anagramas y apareció Hester Moore en escena dije… uy. Aquí hay tomate. Y no me equivoqué. Sarah Rees-Toome = Hester Asa Moore. Solo me faltó hasta casi el final el segundo nombre.

También destacar que no sé lo que pasó con Circe exactamente, porque no lo describe bien. Me he enterado leyendo el principio del tercero…

Así que sin más dilación, paso a valorar esta novela con un… 4/5

angeles-rebeldes_libba-bray_libro-OAFI225

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s